3 de febrero de 2009

Velodromo Tafalla




Hasta hoy me negaba a ser pesimista, y es que no quería ni pensar en la posibilidad de que cerrasen el velódromo por una larga temporada. Me agarraba a una de las opciones que había de poder seguir adelante con los entrenamientos y competiciones. Pero finalmente la verdad es que los fuertes vientos de hace algo más de una semana provocaron que parte de la cubierta del velódromo de Tafalla se plegase sobre sí misma, dejando media cubierta sin cubierta (como podéis ver en las fotos).
Tras las conversaciones que hemos venido teniendo durante estos días con el Ayuntamiento de Tafalla, para saber el estado y planteamiento del futuro cercano, por nuestras cabezas rondaba una solución temporal para poder usar la pista. Pero tras la reunión mantenida esta mañana entre los que se encontraban la arquitecta municipal y el arquitecto redactor del proyecto de la Ciudad Deportiva Miguel Induráin, han decidido que no se va a permitir el uso del velódromo hasta que no se reconstruya la cubierta por completo.
La opción que nosotros barajábamos era que mientras fabrican el material necesario, que actualmente no tienen en stock y que tardará algo más de dos meses en estar disponible, pretendíamos poder usar las instalaciones. Pero aunque han valorado que la cubierta, incluso con la parte que está enrollada, que no corre ningún tipo de peligro y que no van a empezar a hacer nada en ella hasta tener el material, a pesar de eso han decidido no permitir el acceso a las instalaciones.
Paralelamente al problema de la cubierta, nos encontramos con otro problema que también hay que solucionar. Este es el mal estado en el que se encuentra la pista, el propio peralte. Este problema ha ido creciendo con el paso del tiempo y se debe a que el velódromo está construido sobre el terreno natural por lo que en las épocas en las cuales llueve mucho, como este invierno, la humedad del terreno acaba pasando al peralte, afectando a la pintura y por consiguiente al rodar de los ciclistas sobre la pista. Como digo este problema ha ido en aumento, llegando incluso a crearse moho aceitoso que convierte la pista en una superficie deslizante, con el peligro que eso conlleva.
Por lo que desde nuestro punto de vista creemos que sería el momento de aprovechar para arreglar la pista, ya que se va a tener cerrado el velódromo durante unos cuantos meses, que aprovechen para solucionar este problema. Aunque no parece que vaya a ser una solución que vallan a llevar a cavo, según dicen por falta de presupuesto. Por una parte está el Ayuntamiento de Tafalla que debe de estar sin presupuesto. Y por otra parte está el Gobierno de Navarra que defiende que esa es una instalación del Ayuntamiento de Tafalla y no le compete a él arreglarlo. Pero lo que se debe hacer es sentarse para que entre todos saquemos una solución, ya que se trata del único velódromo con el que contamos en la Comunidad Foral.
Por consiguiente nos vemos en la necesidad de aplazar ó suspender el Trofeo Goal. Ya que el material cuesta dos meses por lo menos en fabricar. Que finalmente seguro que son tres, porque pilla semana santa por ahí en medio, luego tendrán que retirar la cubierta deteriorada y después montar la nueva, por lo que cuatro o cinco meses por lo menos vamos a estar sin velódromo.
Así las cosas aún es pronto para tomar ninguna decisión de suspender definitivamente o aplazar el Trofeo Goal de pista que íbamos a organizar en próximas fechas. Las dos opciones no son buenas, puesto que habíamos llegado a un punto en el cual todas las partes implicadas estaban teniendo una buena recepción al proyecto de pista que estábamos creando. Y es que desde los propios ciclistas, que este año han comenzado a practicar esta modalidad y que habían aumentado en número, sumado a unos patrocinadores con ganas (El gerente de la empresa Goal ha sido el primero en rechazar la opción de suspender el Trofeo), pasando por el Instituto Navarro de Deporte, que se había implicado al organizar por primera vez los Juegos Deportivos de Pista, acabando por una federación Navarra de ciclismo que cree en la pista, todos los estamentos involucrados estaban por la labor de hacer ciclismo en pista. También hay que nombrar al Ayuntamiento de Tafalla, que a través de su concejal de deportes y el coordinador de deportes han colaborado en todo momento con la realización de las competiciones y ayudas necesarias para poder llevar a cabo este impulso a la pista de Navarra.
Para evitar la suspensión estamos barajando varias opciones. Una de esas opciones pasa por retrasar el Trofeo, pero esta es una opción complicada porque habría que buscar fechas en las cuales no tuviesen competiciones los cadetes, ni los juveniles ni las féminas, además tendría que ser cuando ya estuviera arreglada la cubierta, por lo menos a partir de junio. Dentro de esta opción habría una variante, la de realizar el Trofeo Goal, como una suma de pequeños Trofeos, celebrando jornadas para una o dos categorías, ya que por calendario sería más factible.
Otra opción pasa por celebrar el Trofeo en otro velódromo, como opciones tenemos el de Anoeta o el de Logroño. Por fechas en el de Anoeta será complicado, mientras que el poco uso que tiene el velódromo de Logroño abre esta posibilidad, aunque con esta opción tendríamos algunas pegas como que se trata de un velódromo descubierto con lo que eso implica, por lo que también supondría un retraso en su celebración, hacia fechas con un mejor clima.